Indice.jpg

CAMINO DE INVIERNO A SANTIAGO POR LA RIBEIRA SACRA

Elija un Idioma

(Traducción realizada del español con Google Translate)

(Última actualización: 23-11-2020)
 
 

LEÓN FELIPE

(¡Qué pena!)

¡Qué pena si este camino fuera

de muchísimas lenguas

y siempre se repitieran

los mismos pueblos, las mismas ventanas,

los mismos rebaños, las mismas recuas!

 

¡Qué pena si esta vida tuviera

–esta vida nuestra–

mil años de existencia!

¿Quién la haría hasta el fin llevadera?

¿Quién la soportaría toda sin protesta?

¿Quién lee diez siglos en la Historia y no la cierra

al ver las mismas cosas siempre con distinta fecha?

Los mismos tiranos, las mismas cadenas,

las mismas guerras,

los mismos farsantes, las mismas sectas

¡y los mismos, los mismos poetas!

 ¡Qué pena,

que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!

Para peregrinar a Santiago sin repetir los mismos pueblos, ni las mismas ventanas y rebaños, ha renacido 

El CAMINO DE INVIERNO

CALZADAS ROMANAS EN SU ORIGEN

Desde Ponferrada, el peregrino tiene dos opciones para continuar hasta Santiago, por el Camino Francés (siguiendo de frente) o por el Camino de Invierno (desviándose a la izquierda). Desde al menos la época del Imperio Romano, el Camino de Invierno  es la entrada natural a Galicia desde la meseta. Siguiendo el cauce del río Sil, la ruta fue seguida por diferentes pueblos a lo largo de la Historia para introducirse en Galicia, desde los romanos y las tropas francesas, al ferrocarril y el acceso centro por carretera a Galicia.

Para trazar el camino, se aprovecharon varias vías romanas secundarias.

  • La vía G-51 (de Ponferrada a las Médulas por el Cornatel), aparece en el Mapa "Índice de Vías Romana y Caminos Milenarios de Hispania" de Gonzalo Arias.

  • La vía G-40 (va por Quiroga, Barxa de Lor, Monforte, Codos de Belesar, Chantada), aparece en los mapas "La construcción del territorio – Mapa histórico del Noroeste de la Península Ibérica" de José Ramón Menéndez de Luarca.

  • Tramos de la Vía Nova o vía XVIII del Itinerario de Antonino, la cual, unía las actuales ciudades de Braga (portugal) y Astorga (provincia de León en España) y pasaba por las comarcas de Valdeorras en la provincia de Orense y el Bierzo en la provincia de León terminando en Astorga después de pasar el puerto del Manzanal. Fue construida para mejorar el comercio, entre los años 79 y 80 durante el imperio de Vespasiano y su hijo Tito, por el legado C. Calpetanus Rantius Quirinalis Velerius Festus y restaurada en tiempos de Maximino el Tracio y su hijo Máximo. Tenía una longitud de 210 millas romanas (unos 330 Km.). A lo largo de su trazado, las millas romanas se encuentran señalizadas mediante "miliarios".

ORIGEN DEL NOMBRE

En el medievo, según datos aparecidos en el archivo diocesano de Astorga, muchos peregrinos lo utilizaban como alternativa al camino francés, para evitar las altas cumbres de O Cebreiro nevadas durante meses y los desbordamientos frecuentes de los ríos del valle del Valcarce.

En la actualidad se utiliza en cualquier época del año

para contemplar los fantásticos lugares por los que discurre,

llenos de naturaleza, monumentos y maravillosos paisajes.

Según datos suministrados a finales de diciembre de 2019, por Nava Castro ( directora de Turismo de Galicia) en Monforte de Lemos, la afluencia de peregrinos por el Camino de Invierno tiende al alza desde su reconocimiento oficial. Hasta principios de diciembre, fue recorrido por más de 1000 peregrinos, lo que supone un incremento de más del 50% con respecto a las estadísticas del año 2018.

RECUPERACIÓN DEL CAMINO DE INVIERNO
EL ESTADO DE LEMOS

En la Baja Edad Media y de la mano de la Casa Condal de Lemos se creó el Estado de Lemos, que ha sido el estado laico más poderoso del Reino de Galicia. Hasta su desaparición definitiva al inicio de la Edad Contemporánea (Regencia de Mª Cristina de Borbón), este Estado ha jugado un papel decisivo en el devenir histórico del Reino de Galicia y de las Españas y por ello, en el concierto internacional de la Edad Moderna, .

 

El Estado de Lemos se extendía por toda la parte oriental de la actual Comunidad Autónoma de Galicia cruzándola en diagonal de sur a norte y cuya capital y núcleo central (Monforte de Lemos) estaba ubicada en la Tierra y Valle de Lemos que según el doctor D. Sebastián Miñano y Bedoya  era “un terreno generalmente fértil aunque interrumpido de montañas” y el valle de Lemos era “el más poblado y rico de cuantos hay en Galicia”.

El valle de Lemos es una zona entre los ríos Sil y Miño y es atravesado por el río Cabe y sus afluentes, de ahí su fertilidad. Fue el lugar elegido por los reyes de la Edad Media (sirviéndose primero de monjes y luego de órdenes militares y nobleza) para asentar una población de migrantes que le permitiese explotar sus riquezas agrícolas y mineras. Su posterior crecimiento va a permitir la creación de un poderoso ESTADO LAICO. Dicho Estado dependía del señorío jurisdiccional del Conde o Condesa de Lemos con funciones de gobierno y de administración de justicia, civil y criminal en 1ª instancia, sobre todas las personas del estado llano residentes en él.

Los Condes de Lemos ostentaban también el título de marqueses de Sarria (siglo XVI) y el señorío jurisdiccional de Paradela y de gran parte de la Somoza Mayor de Lemos.

En consecuencia,

se creó una red de caminos que concurrían en Monforte de Lemos,

los cuales, fueron utilizados por los peregrinos a Santiago

cuando las condiciones climatológicas por el camino francés eran adversas.

Por tanto:

el Estado de Lemos controlaba varios de los caminos o vías de peregrinación a Santiago de Compostela

que atravesaban la actual provincia de Lugo,

incluyendo:

El llamado CAMINO DE INVIERNO que entraba en Galicia siguiendo el curso del río Sil, con diversas variantes pero, todas ellas tenían como referencia y concurrían en Monforte de Lemos.

El llamado CAMINO FRANCÉS por ser los Condes de Lemos marqueses de Sarria (siglo XVI) y señores de Paradela y de gran parte de la Somoza Mayor de Lemos.

DECLARACIÓN OFICIAL DEL CAMINO DE INVIERNO COMO RUTA XACOBEA

El camino de Invierno no fue incluido como ruta oficial inicialmente. Víctor Vázquez Portomeñe declaró en las "XVI Xornadas Científicas do Camiño de Inverno" celebradas en Monforte de Lemos del 13 al 15 de septiembre de 2019, que no se atrevió a incluirlo porque no estaba documentado y por miedo a ser criticado políticamente pues, él es de la zona de Chantada por la cual pasa el camino de invierno.

En el año 1998, siendo alcalde D. Nazario Pin y concejala de cultura Dª Aida Menéndez Lorenzo, el Ayuntamiento de Monforte de Lemos recibe la propuesta de realizar un estudio sobre un camino de Santiago que según Elías Valiña seguía el curso del río Sil al sur de la provincia de Lugo.

En 1999, el Ayuntamiento de Monforte de Lemos acuerda dedicar 3.500.000 pesetas para la elaboración de un informe que avale la existencia de una ruta jacobea que pase por Monforte y encarga a Dª Aida Menéndez la gestión de todo el proceso.

Los trabajos de investigación son realizados por un comité dirigido por el catedrático de historia Ramón Izquierdo Perrín. Según Perrín, la ruta entraría en la provincia de Lugo por Montefurado y seguiría el cauce del río Sil hasta Quiroga. Luego seguiría a Puebla de Brollón, Monforte de Lemos, Belesar, Chantada, Lalín.

El 28 de abril de 1999 se crea una asociación con los ayuntamientos por los que pasaba la ruta: Quiroga, Ribas de Sil, Puebla del Brollón, Bóveda, Monforte de Lemos, Pantón, Saviñao, Chantada. La asociación se inscribe en el registro de entidades promotoras de los Caminos de Santiago con el nº 102 y el nombre de "Asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra". Aida Menéndez es la presidenta y sigue siéndolo hasta la actualidad.

En el año 2004, la asociación se abre a socios particulares y en 2020 tiene más de 450 socios.

Se contacta con representantes de las comarcas del Bierzo, Valdeorras y Deza para aunar esfuerzos en la consecución de la declaración oficial del Camino de Invierno com ruta xacobea.

Para más información del largo camino recorrido para conseguir la declaración oficial ver la página WEB de la asociación cuya dirección URL está al final de esta página.

ORGANISMOS ADMINISTRATIVOS

El tramo entre Ponferrada y Puente de Domingo Flórez se encuentra en la Comunidad de Castilla-León y por lo tanto, es la Junta de Castilla-León el organismo administrativo  que puede regularlo.

El tramo de Puente de Domingo Flórez a Santiago se encuentra en Galicia y por lo tanto es la Xunta de Galicia el organismo administrativo que puede regularlo.

RECONOCIMIENTO OFICIAL DEL CAMINO DE INVIERNO
POR LA XUNTA DE GALICIA

La Ley del Patrimonio Cultural de Galicia, Ley 5/2016, de 4 de mayo (BOE de 18 de junio de 2016), tras los estudios realizados para acreditar el camino, reconoce oficialmente el Camino de Invierno (en el tramo bajo su jurisdicción, de Puente de Domingo Flórez a Santiago)  como ruta de peregrinación del Camino de Santiago.

Asimismo, la nueva ley incluye la incoación de la declaración de BIC de una Ruta Xacobea si los ayuntamientos por los que ésta discurre lo solicitan por unanimidad, lo cual, mejora su protección y conservación.

Por otra parte, la normativa permite establecer un plan territorial integrado de los Caminos de Santiago para mejorar la protección efectiva del Camino de Santiago.

La JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN aún no ha reconocido oficialmente el tramo de Ponferrada a Puente de Domingo Flórez.

El 13 de noviembre de 2019, Concepción de Vega (concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo de Ponferrada), que también ostenta la presidencia de la Asociación de Municipios del Camino de Invierno a Santiago, subrayó la necesidad de que la Junta de Castilla y León reconozca oficialmente el Camino de Invierno a Santiago en el tramo que une Ponferrada con Puente de Domingo Flórez.

“Este reconocimiento ya es un hecho en los diferentes instrumentos internos de los que dispone la Junta, como la Estrategia Regional del Camino de Santiago. Se trataría de oficializar lo que en la práctica ya existe”.

El tramo Ponferrada a Puente de Domingo Flórez está perfectamente señalizado con mojones.

 
COMARCAS POR LAS QUE PASA EL CAMINO DE INVIERNO

La Xunta de Galicia aún no ha establecido la ruta oficial definitiva. De momento se considera como oficial la presentada en el mapa siguiente. El número de etapas varía de una asociación a otra entre 9 y 12. Como diré un poco más adelante, cada peregrino establecerá un número de etapas que se ajuste a sus cualidades. Sobre la ruta principal, hay algunas alternativas o variantes.

El Camino de Invierno pasa en León por la comarca del Bierzo y en Galicia por las comarcas de: Valdeorras, Quiroga, Tierra de Lemos, Chantada, Deza y Santiago.

Pongo las comarcas porque hay lugares de interés natural, cultural y turístico que sin estar dentro del camino de invierno, están en sus proximidades y pueden o deben visitarse.

COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN
PROVINCIA DE LEÓN

El camino pasa por la comarca de El Bierzo, se inicia en el Burgo de Puente Boeza de Ponferrada (surge en el siglo XI como un asentamiento alrededor del Camino de Santiago y debe visitarse su valioso casco histórico). A continuación se pasa por las siguientes poblaciones:

Toral de Merayo (con la iglesia de "El Salvador"); Villalibre (arquitectura popular); Priaranza (casas con corredores y balaustres de madera); Santalla (balcón del Bierzo); Villavieja (con la iglesia de Santiago); Castillo de Cornatel (perteneciente a los Templarios y luego a los Condes de Lemos); Borrenes (encrucijada de caminos en la que se construyó un Hospital de Peregrinos).

A continuación se llega a Las Médulas (considerada la mayor mina de oro a cielo abierto de todo el "Imperio Romano". La extracción del mineral alteró el medio ambiente dando como resultado un paisaje con espectaculares formas y colores, parcialmente cubierto en la actualidad por castaños y robles. Han sido declaradas  "Bien de Interés Cultural" en 1996, en atención a su interés arqueológico, han sido declaradas por la Unesco "Patrimonio de la Humanidad" en 1997 y "Monumento Natural"  en 2002, han sido consideradas como uno de los diez rincones naturales más impresionantes de España en 2016.); Mirador de los Pedrices (magníficas vistas de las minas y pueblo de Las Mádulas).

Se sale de la provincia de León por Puente de Domingo Flórez (cobro de portazgo para cruzar el puente sobre el río Cabrera).

COMUNIDAD DE GALICIA

 El camino de invierno, es el único camino a Santiago que atraviesa las cuatro provincias gallegas.

PROVINCIA DE ORENSE

En la provincia de Orense el camino cruza la comarca de Valdeorras y pasa por las localidades de: Quereño; Pumares; Sobradelo; Éntoma; Barco de Valdeorras-Xagoaza. A partir de Xagoaza se pasa Tremiñá; Arcos; Villamartín de Valdeorras y la Rúa.

Entre Quereño y el Barco hay una variante que pasa por el parque natural de la Sierra de la Encina  por Sobredo, Biobra, Robledo, Rubiá). 

PROVINCIA DE LUGO

En la provincia de Lugo el Camino cruza las comarcas de Quiroga, Tierra de Lemos y Chantada y pasa por las localidades:

  • Municipio de Quiroga: (Albaredos; Montefurado; (montaña perforada por los romanos); Bendilló; Soldón; Cospedro; Quiroga; Ermita de los Remedios; Carballo de Lor).

  • Municipio de Puebla del Brollón: (Barxa de Lor; Castroncelos; Vilarmaos; Puebla del Brollón; Cereixa; Ráiros).

  • Municipio de Monforte de Lemos: (Reigada; Rioseco; Monforte de Lemos (su parte antigua ha sido declarada Bien de Interés Cultural), A Vide, Campos

  • Municipio de Saviñao: (Pazo de Regüengo, Piñeiro, A Barxa, Fontela, Diomondi).

  • Municipio de Chantada: (Puente de Belesar, San Pedro de Líncora, Chantada, Centuye, Lucenza, Vilaseco, monte del Faro (desde el cual, se divisan paisajes de las cuatro provincias gallegas).

  • De Quiroga a Monforte hay una variante que pasa por Sanclodio, A Covela y La Ribeira Sacra (Bien de Interés Cultural); Vilachá de Salvadur, Rozavales; Villamarín; Santa Mariña do Monte y Monforte., .

PROVINCIA DE PONTEVEDRA

En la provincia de Pontevedra el Camino cruza la comarca del Deza y pasa por las localidades de: Rodeiro, Lalín, A Laxe y Silleda; Ponte Taboada, Bandeira. 

PROVINCIA DE LA CORUÑA

En la provincia de la Coruña el Camino entra ya en la comarca de Santiago y pasa por las localidades de: Puente Ulla (zona coruñesa); Rubial; A Susana; Santa Lucía y Santiago de Compostela.

 
MONFORTE ESTÁ EN EL PUNTO CENTRAL DEL CAMINO DE INVIERNO

De Ponferrada a Monforte el camino tiene 129 Km.

De Monforte a Santiago el camino tiene 133 Km.

En Monforte está

el Centro de Interpretación del Camino de invierno.

OBTENCIÓN DE "LA COMPOSTELA"

Para los de menor edad, los mayores y los menos andarines, Monforte es el punto más cercano a Santiago que permite obtener La “Compostela” (documento que concede el Cabildo Catedralicio de Santiago para acreditar que se ha realizado la peregrinación a Santiago por motivos religiosos o espirituales).

POR EJEMPLO:

 
GASTRONOMÍA TÍPICA DEL CAMINO DE INVIERNO

Las comarcas por las que discurre el Camino de Invierno poseen una gastronomía típica excelente, la cual cual puede degustarse en las diversas poblaciones de cada comarca en las que termina una etapa pues, en ellas hay restaurantes y hoteles. No obstante, al discurrir el Camino de Invierno por zonas de la España despoblada con magníficos paisajes y recursos naturales, en muchas de las poblaciones intermedias no hay restaurantes ni bares por lo que, debe llevarse durante el camino una comida y una bebida básica. Para la elección de esta alimentación básica, creo conveniente recordar algunos refranes populares.

REFRANES POPULARES

"Agua, pan, vino y aceite de oliva son fuentes de vida"

"Con pan y vino se anda el camino"

"Pan y vino anda camino, que no mozo garrido"

"Los duelos (penas) con pan son menos"

"Con pan, vino y queso, no hay camino tieso"

"El buen vino resucita al peregrino"

"A catarro gallego, tajada de vino"

"A buen hambre, no hay pan duro"

"El mendigo pide pan pero, come carne si se la dan"

"Sin tierras y olivares, que sería de las ciudades"

Veremos la gastronomía típica en otra página.

 
 
 
 
 
ETAPAS DEL CAMINO DE INVIERNO

PLANIFICACIÓN DE LA RUTA

Para no agotarse excesivamente y evitar perderse si se hace de noche, se debe planificar las etapas, ajustándolas a las condiciones de cada uno, sobre todo en invierno pues, las condiciones climáticas son más duras y los días son más cortos.

Debido a que actualmente, para pernoctar hay que ajustarse a los lugares en los que existen albergues, pensiones, hostales u hoteles, las etapas establecidas por las asociaciones del camino son, en mi opinión, demasiado largas. En consecuencia:

cada peregrino dividirá el camino en el número de etapas que se ajuste a sus condiciones, 

si una etapa de las oficiales, por las razones que sean, le resulta demasiado dura o larga para realizarla en una única jornada, la dividirá como considere oportuno. También puede haber peregrinos (los hay) que deseen agrupar varias etapas total o parcialmente. De hecho, las distintas asociaciones del camino no coinciden totalmente ni en la duración ni en el número de etapas.

Para obtener la Compostela o el Diploma de acreditación,

lo único importante es que, al comenzar una etapa

se selle la acreditación en el mismo lugar en que terminó la etapa anterior.

Por otro lado, dentro de los caminos oficiales, hay algunos tramos que tienen varias opciones, cada peregrino elegirá la que estime conveniente e incluso,

si quiere visitar algún lugar que no está incluido en las rutas oficiales

(por ejemplo, las zonas más impactantes del cañón del Sil),

tomarse uno o más días de descanso para visitar con tranquilidad

lugares interesantes por su naturaleza, su cultura o sus monumentos,

HÁGALO Y CONTINÚE LA RUTA CUANDO CONSIDERE OPORTUNO.

El Camino de Santiago no está para batir marcas de senderismo, tiene otros objetivos,

como he ido relatando a lo largo de esta página WEB.

Al estar Monforte de Lemos en el punto medio de la ruta del Camino de Invierno y ser la población más próxima a Santiago a una distancia superior a 100 Km., para obtener La Compostela o el Diploma acreditativo será suficiente realizar el camino desde Monforte de Lemos a Santiago de Compostela. Por este motivo, dividiremos el camino de invierno total en dos partes: la primera de Ponferrada a Monforte de Lemos y la segunda de Monforte de Lemos a Santiago de Compostela. Los más fuertes pueden realizar todo el camino desde Ponferrada pero los menos andarines, pueden hacer una visita turística al  primer tramo y ponerse a caminar durante el segundo tramo.

ETAPAS POR LA RIBEIRA SACRA

El camino de invierno pasa por la Ribeira Sacra en las etapas:

  • 5 (siguiendo la ruta alternativa: Quiroga - San Clodio - A Covela - Monforte de Lemos)

  • 6 (Monforte de Lemos - Chantada)

JUSTIFICACIÓN DE LA VARIANTE POR "A CUBELA"

El equipo dirigido por Ramón Izquierdo Perrín estableció como ruta entre Quiroga y Monforte la siguiente:

 Quiroga - San Clodio - Augas Mestas - Torbeo - A Cubela - Barxa - Vilachá - Rozavales - Villamarín - Monforte

Inicialmente se señalizó y sigue señalizado como Camino de Invierno, los tramos Quiroga - San Clodio - Augas Mestas - Torbeo - A Cubela. Ocurre que para pasar de A Cubela a Barxa hay que cruzar el río Sil. Desde la Edad Media hasta mediados del siglo XX, ha habido una o dos barcas para poder cruzar el río. La despoblación creciente de toda la zona desde la década de los 60 del siglo XX ha hecho que desapareciera la barca. Durante el proceso de gestión para la oficialización del Camino de Invierno, ningún Ayuntamiento implicado ha querido hacerse cargo de la gestión de una barca para cruzar el Sil y por ese motivo se ideó la Ruta: Quiroga - Barxa de Lor - Puebla del Brollón - Monforte. Si bien la Xunta de Galicia aún no ha establecido la Ruta Oficial, esta última ruta es la que promocionan las autoridades municipales afectadas, ellos sabrán por qué. Es una etapa que abandona el curso del río Sil y todos los que la han recorrido la consideran desproporcionada (más de 38 Km) y con paisajes que desmerecen de los del resto de las etapas.

En los siguientes apartados, justificaré por qué debe volverse a la ruta inicial y mientras no se ponga una barca para cruzar el Sil, propondré otra ruta más corta (31 Km) que sigue el curso del río Sil durante 14 Km, con muchos más fundamentos históricos y con paisajes mucho más bellos que la que promocionan las autoridades municipales.

Así mismo propondré rutas añadidas para visitar los meandros de A Cubela y Barxa, uno de los lugares más bellos de Galicia y de España, así como un auténtico jardín botánico y faunístico.

UNA RUTA COMERCIAL EN EL MEDIEVO

La asociación vecinal de Vilachá de Salvadur (municipio de Puebla de Brollón) presentó a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia, un estudio técnico solicitando el reconocimiento de una variante del camino de invierno  que discurre  por las parroquias de Torbeo (municipio de Ribas de Sil), Vilachá (municipio de Puebla de Brollón) y Rozavales (municipio de Monforte de Lemos). Este informe se ha acompañado de varios documentos medievales procedentes de los archivos de los monasterios de San Vicente del Pino (en Monforte) y de Montederramo.

En ellos se comprueba que, dentro de la parroquia de Vilachá, las riberas de Val do Frade y O Ibedo pertenecían al monasterio de Montederramo y viñas de la Ribeira de Os Lagares pertenecían a San Vicente. En un documento del 29 de junio de 1281 conservado en el Archivo Histórico Nacional se establece que los dos monasterios llegan a un acuerdo sobre el uso de las aguas de Vilachá y que se disputan el dominio de los viñedos y el cobro de los diezmos.

Los dos monasterios, poseían en Vilachá bodegas en las que se elaboraba el vino. Entre los siglos XII y XVI, los vinos elaborados se transportaron a los citados monasterios, a Montederramo pasando por la parroquia de Torbeo después de cruzar el Sil en barcas desde Barxa a la Cubela y a San Vicente pasando por la parroquia de Rozavales.

Se demuestra así que esta ruta se utilizaba habitualmente para el transporte de mercancías.

DE RONCESVALLES A ROZAVALES
ESTUDIO FILOLÓGICO DE GONZALO NAVAZA

El filólogo y profesor universitario Gonzalo Navaza, que ha sido miembro de la Comisión de toponimia del Gobierno Gallego, realizó un estudio sobre la toponimia de varias localidades gallegas. Según la tesis de Gonzalo Navaza, los nombres de varias ciudades gallegas no son heredados de la toponimia antigua, sino creaciones medievales que impuso el rey Alfonso IX en el momento de la concesión de su foro o carta de población. Para Navaza, Rozavales es el ejemplo más antiguo documentado y no relacionado a una carta de población.

El nombre antiguo de la parroquia de Rozavales era Santa María de Salvadur pero, según documentos  conservados en el Tumbo de la Catedral de Santiago, el 17 de abril de 1193 el rey Alfonso IX (gran impulsor del Camino de Santiago) concede la parroquia a la Orden de Roncesvalles (fundada en 1127 por el obispo de Pamplona y el rey Sancho III de Navarra) que se dedicaba al auxilio de los peregrinos a Santiago. La cesión se hace con el objetivo de que la citada orden abriese en el lugar un hospital-albergue de peregrinos. Al mismo tiempo cambió el nombre de la feligresía por el de Rozavales. 

Por esa época Alfonso IX también cambió el nombre de Monforte que anteriormente se llamaba Pino, nombre que se conservó (por empeño de los monjes) en el del monasterio de San Vicente del Pino.

El verbo gallego Rozar procede del verbo latino "ruptiare" que significa romper o roturar. En consecuencia, Rozavales significa valle roto o roturado. Roncesvalles hace referencia a unas tierras que fueron roturadas para hacer cultivos. En consecuencia, Alfonso IX traduce al gallego Roncesvalles y lo transforma en Rozavales.

De lo anterior se deduce que:

 

Rozavales es sin duda un topónimo 100% jacobeo pues, tiene una relación directa con la peregrinación a Santiago.

Por otro lado, argumenta Navaza, Roncesvalles era un lugar muy vinculado a las peregrinaciones y a las leyendas sobre Carlomagno, al cual, se le relacionó durante mucho tiempo con el descubrimiento del sepulcro del apóstol Santiago como se refleja en la Historia de Turpín del Códice Calixtino, aunque en realidad, no tuvo ninguna relación con las peregrinaciones. Parece razonable que a Alfonso IX, gran promotor de los caminos de Santiago, le pareciese un nombre adecuado para una parroquia gallega atravesada por una ruta de peregrinos en la que se crea un hospital de la Orden de Roncesvalles.

El nombre de Salvadur se mantiene en uno de los núcleos de población que forman la parroquia de Rozavales y es donde probablemente instaló el hospital la Orden de Roncesvalles.

OPINIÓN DE ELÍAS VALIÑA

Elías Valiña (investigador e impulsor de las rutas a Santiago) en 1983, menciona una tradición en la que se dice que en Rozavales había un hospital de peregrinos.

Se prueba así que la ruta A Cubela - Rozavales - Monforte fue en la Edad Media un camino de peregrinación a Santiago.

En consecuencia, se cumplen los dos requisitos exigidos para el reconocimiento oficial de una ruta jacobea.

 

Por último, este tramo del Camino de Invierno es el único acreditado que discurre por la Ribeira Sacra a través del Cañón del Sil.

OTROS DOCUMENTOS QUE AVALAN LA RELACIÓN ENTRE
ROZAVALES Y RONCESVALLES

El 23 de septiembre de 2020 a las 19:59, recibo un correo electrónico de  Bertrand Saint Macary (presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de los Pirineos Atlánticos) en el que me da cuenta de que, existe una escritura del 10 de julio de 1246, por la que, se produce un intercambio de dos propiedades entre el Arzobispo de Compostela  y el Prior de Santa María de Roncesvalles, por el cual, el Arzobispo de Compostela y su capítulo ceden o intercambian con el Prior y la comunidad de Roncesvalles, la iglesia de San Vicente con su hospital, sus derechos y todas sus dependencias, situada junto al antiguo San Miguel (Francia) y propiedad de Compostela, con la iglesia de Santa María del Salvador, con sus posesiones, sus herencias, sus derechos y todas sus dependencias, situada en el obispado de Lugo en el territorio de Lemos cerca de Mont Fort Propiedad de Roncesvalles. La cuestión la ha hecho pública en una presentación en la Universidad de Navarra. Me envía copia de la transcripción de la escritura en Latín, Francés y Español.

En la presentación realizada en la Universidad de Navarra, las diapositivas que hacen referencia al tema son las siguientes:

La Asociación de Amigos del

Camino de Santiago de los Pirineos Atlánticos

ha sido Premio Elías Valiña 2019,

en compartición con

la Asociación Jacobea de Almería, Camino Mozárabe

La información anterior se la comuniqué a José Castiñeira Defente, presidente de la "asociación de Vecinos de Vilachá" y ellos el día 4 de Octubre de 2020, han publicado un artículo en la Voz de Galicia, en el cual se dice:

"El estado de conservación actual de las iglesias de Rozavales y Saint-Vincent-de-Dax presenta por otra parte grandes diferencias. El templo monfortino sufrió diversas reformas y alteraciones a lo largo de su historia, pero conserva elementos arquitectónicos que podrían ser de origen prerrománico. En cambio, la iglesia vascofrancesa fue reedificada a principios del siglo XX y parece conservar pocas huellas de sus orígenes medievales."

Comuniqué a Bertrand Saint Macary el citado artículo y el 6 de Octubre de 2020 me ha escrito un correo en el que manifiesta su satisfacción por la publicación pero hay errores sobre la Iglesia francesa. En concreto dice textualmente:

"Para el artículo  de la Voz de Galicia : la antigua iglesia de San Vicente, objeto del intercambio, está en ruinas, sólo quedan unas pocas piedras. La actual iglesia de San Vicente de Dax es muy reciente y se encuentra en el sitio de otra iglesia: San Batelemy, que ahora ha desaparecido también."

 

Espero que la Asociación de vecinos de Vilachá corrija el error en el documento que envíen a la Xunta de Galicia.

STA. MARÍA DE ROZAVALES A LA LUZ DEL CATASTRO DE ENSENADA

Rosa María Guntiñas Rodríguez, en su investigación en el Catastro de Ensenada sobre la feligresía de Santa María de Rozavales, llega entre otras, a las siguientes conclusiones:

Los datos proporcionados por el Catastro de Ensenada revelan que fueron los monjes repobladores del medievo (cluniacenses/regla de S. Benito) y familias hispano-godas las que debieron repoblar el término de la feligresía tras la invasión musulmana (711) y a ellos se unirían, posteriormente, la Orden Militar de Santiago (Encomienda de la Barra/monjes-caballeros/regla de S. Agustín) que ocuparían a partir de los siglos XII-XIII aquellas zonas de realengo más extremas y montañosas acompañados de algunas familias de campesinos-ganaderos-guerreros procedentes de las zonas cristianas (migrantes que iban y venían a la procura de refugio, medios de subsistencia y, asimismo, dispuestos a defenderse de cualquier posible amenaza).

 

De ahí la presencia de la Orden Militar de Santiago a la cual, en el siglo XII, los reyes de León y magnates eclesiásticos (Alfonso VII y el Obispo de Ourense, D. Adán) con el consentimiento de los abades benedictinos (cluniacenses/cistercienses), ceden Santa María con sus posesiones, tanto para protegerla de la “rapiña” y saqueo de la nobleza, como para desempeñar labores de ayuda y asistencia en las vías o caminos utilizados por los peregrinos a Santiago y viajeros en general.

Diversos toponímicos como “Encrucillada” revelan que la feligresía contaba con una red de caminos que debieron de desempeñar un papel importante. La Encrucillada era y es, el lugar donde confluyen el camino procedente de Vilachá y el camino de carro de “Las Penelas” procedente de “Barja” (Coto de Frojende-Villamarín) donde estaba ubicada la barca que permitía atravesar el rio Sil desde Torbeo o Castro Caldelas en dirección a Monforte o viceversa.

El Madoz, recoge, a mediados del siglo XIX, la existencia de dicho camino especificando que es malo pero que lleva hasta una barca que permite cruzar el rio Sil.

Próximos a la encrucillada se encuentran los lugares de “Salvadur” (en el que la Capilla de la Virgen de la O (iglesia parroquial de S. Julián de Tor) poseía dos casas) y “Rubín” (en el que la Encomienda de la Barra (Orden Militar de Santiago) poseía otras dos casas).

El toponímico “Salvadur” parece indicar que se trataba de un pequeño albergue-hospital o de asistencia al necesitado y al peregrino.

Además, al estar la feligresía próxima al lugar donde se ubicaba la barca que permitía atravesar el río Sil, se comprende la presencia de la Orden de Santiago (Encomienda de la Barra) en la feligresía pues, las Ordenes Militares solían vigilar los lugares más peligrosos, como los pasos de ríos y puertos y, en general, los extensos dominios reales de difícil ocupación y control, en consonancia con la religiosidad popular surgida en la Edad Media, cuya forma más visible era la peregrinación, acorde con la obra de S. Agustín que desarrolló la idea de que la vida era sólo un camino, un peregrinar hacia la otra vida. En esta labor, también colaboraron los monjes cluniacenses con vestimenta negra del monasterio de San Vicente del Pino, los cuales, poseían la propiedad de una parte de las tierras fértiles de la feligresía.

Por otro lado, ciertos apartados de gastos del año 1809 sugieren que el contingente de tropas francesas dirigidas por el general francés Soult, se dirigieron desde Monforte de Lemos hacia Torbeo pasando por Rozavales y el camino de carro de las “Penelas” para acceder a la barca que les permitiese atravesar el rio Sil, barca que destruyeron.

Por todo ello, se puede afirmar que Rozavales, lo mismo que Vilachá, era uno de esos puntos “sensibles” de entrada y salida de Galicia desde épocas antiguas, y una de las rutas seguidas por soldados, comerciantes y peregrinos, de ahí la presencia de los cluniacenses, santiagueses y repobladores foráneos.

Así pues, parece evidente que por la feligresía transcurriría una de las llamadas vías secundarias del Camino de Santiago ya que, por lo menos hasta mediados del siglo XIX, por ella transcurría esa vía de comunicación que enlazaba Torbeo (Castilla) y Castro Caldelas (Ourense/ Portugal) con Monforte de Lemos (Lugo/Castilla) a través de una barca que permitía atravesar el rio Sil y enlazaba con la “Encrucillada” de Rozavales en la que confluían el camino procedente de Vilachá, (posiblemente una antigua calzada romana, en cuyas márgenes habrían surgido los lugares de “Cacabelos” y “Salvadur”), y el camino de carro de la “Penelas”, que bordeaba el lugar de “Rubín”, procedente de “Barja” (Villamarín).

PEÑAS DE SANTA LUCÍA

Colindante con la Iglesia de Rozavales, se encuentra el monte comunal de “Sta. Lucía” o “Peñas de Sta. Lucía” desde las cuales, se domina todo el entorno de la feligresía en varios kilómetros a la redonda y además hay una visión directa con el monasterio de San Vicente del Pino y el Castillo de los Condes de Lemos en Monforte. Las Peñas parecen ser un antiguo templo pagano y lugar de peregrinación y visita “rebautizado y cristianizado”, posiblemente, por monjes de Cluny.  Hay que tener en cuenta que, la festividad de Sta. Lucía se celebra el día 13 de diciembre, y en la Edad Media, debido al retraso acumulado por el calendario juliano, coincidía con el solsticio de invierno, que era un período de renovación y de renacimiento (renovarse y renacer el sol tras su paulatina muerte iniciada en el solsticio de verano) lo que conllevaba celebraciones y rituales en diversos pueblos y culturas.

En la pared rocosa hay tallados unos tramos longitudinales e inclinados de derecha a izquierda (no accesibles) que han sido bautizados como “las escaleras del revés” lo que lleva a intuir que su finalidad era, posiblemente de carácter ritual, para “visualizar” la trayectoria de los rayos del Sol al amanecer del solsticio de invierno, es decir, la resurrección del dios Sol y el renacer de la Vida después de la Muerte.

Por lo que, Sta. María de Rozavales ya fue una vía de peregrinación antes de ser una de las vías secundarias de peregrinación a Santiago.

Por otro lado, según una tradición popular oral, que se ha mantenido entre los vecinos hasta el siglo XX, el lugar de las Peñas de Santa Lucía, fue bautizado por sus antepasados con el nombre de “As Mouras”, nombre relacionado  con los “mouros” (personajes típicos de las leyendas gallegas). Mouros en Galicia significa antiguo o desconocido y por ello fantástico. En consecuencia, se fue transmitiendo la idea, de generación en generación, de que el lugar había sido habitado por gentes de etnia, cultura y religión diferentes. Asimismo, el hecho de que se emplee el femenino y no el masculino para designarlo, se puede interpretar como que, se trataría de una especie de santuario atendido por mujeres (¿sacerdotisas?) y/o dedicado a divinidades femeninas y relacionado con el culto a la muerte y la vida inmortal en el Más Allá.

Todo lo anterior,  justificaría la creación de la Iglesia de Rozavales, dada la costumbre de la Iglesia Católica en convertir las fiestas paganas en cristianas.

EXISTENCIA DE DOS BARCAS EN BARXA EN EL SIGLO XVIII

Rosa María Guntiñas Rodríguez, en su investigación en el Catastro de Ensenada sobre la feligresía de San Pedro Félix de Villamarín, llega entre otras, a las siguientes conclusiones:

Debieron de ser, como en Vilachá  y Rozavales,  los  monjes  cluniacenses de San Vicente del Pino y familias  hispano-germanas  los que repoblaron la feligresía de Villamarín tras la invasión musulmana (711) y a ellos se unirían, posteriormente, los monjes cistercienses de Montederramo y la Orden Militar de Santiago, posiblemente, acompañados de nuevas familias de campesinos-ganaderos-guerreros procedentes de las zonas cristianas.

Así pues, en Villamarín, como en Vilachá y Rozavales, estaban presentes todos los protagonistas que hicieron posible en la Edad Media el desarrollo de la peregrinación a Santiago de Compostela.  Camino  de  Santiago  que,  como  es lógico,  no  tendría un trazado único ni sería usado sólo por peregrinos, sino por todas aquellas personas que necesitaban desplazarse y que dependiendo del lugar de su residencia e intereses particulares de cada uno de ellos, seguirían distintos itinerarios a través de las diferentes vías  de  comunicación  existentes,  principales  o  transversales  y,  en  este  terreno,  el Catastro aporta datos sobre Villamarín que vienen a corroborar los ya aportados en Vilachá y Rozavales.

En el término geográfico de Villamarín, estaba incluido el coto de Frojende, señorío de la Casa de Losada, al que sigue haciendo referencia el Madoz, un siglo más tarde, como el “Coto de Barja” situándolo enfrente de la “extensa y rica abadía y coto de Torbeo en una cuesta muy alta y poblada de castaños”.

El aprovechamiento de su parte ribereña había permitido disponer de un “puerto” fluvial en el rio Sil (meandro de Barxa - A Cubela)

 

y a algunos vecinos obtener algún recurso dinerario como “barqueros” y, posiblemente, también como olivareros y pescadores, actividad esta última que no recoge el Catastro pero sí el Madoz que especifica que había pesca de lampreas, peces, truchas y anguilas.

El Interrogatorio General de la feligresía de Sta. Mª de Torbeo recoge en el Capítulo 29º que

hay en el “término (...) dos barcos que sirven para

el transporte de esta tierra

a la de Lemos, Quiroga y otras partes,

 

una propia de D. Isidro Rodríguez Casanova en el puerto de Torbeo pero del directo dominio de los curas de la feligresía “por cuyo reconocimiento” les paga 30 r., por “fuero en cada año” y que al presente la lleva en arriendo Domingo de la Fuente vecino del lugar de Barja (...) y otra en el mismo sitio que es propia de Benito de Aíra y José Rodríguez del lugar de Castro de Abajo. El Interrogatorio confirma, pues, la existencia de una barca para el transporte de personas y ganados pero, a mayores, la existencia de una segunda denominada de las ¿diligencias? pero que tiene poco tránsito como se puede leer en el documento adjunto.

Fotocopia de la página del Libro del Interrogatorio General del coto de Torbeo en que se registra la existencia de esas dos barcas.

MEANDROS DE "BARXA - A CUBELA"

La zona entre el mirador de Barxa y la desembocadura del río Xan Xoán en el río Sil dentro de la ribera monfortina (unos 1500 m) ha merecido los más elogiosos comentarios de los senderistas que la han recorrido. Destaco los realizados por un experimentado senderista (masrutas y menosrutinas) que ha hecho rutas por todo el mundo:

Alcanzamos el mirador de Barxa, sobre el espectacular meandro de A Cubela. Sin duda, una imagen sin igual en el resto de Galicia. Un lugar para deleitarse, pura esencia de la Ribeira Sacra. La belleza de este lugar es inenarrable. La aldea de A Cubela queda en la orilla de enfrente, colgada sobre la ladera que cae al Sil, justo en este lugar donde el río describe un meandro de casi 360º.
Nos habríamos quedado mucho más tiempo, ensimismados contemplando este paisaje, pero la oscuridad se acerca y obliga a proseguir.

El meandro de Barxa-A Cubela, es una zona de interés geológico en la que, el río Sil a través de pizarras, micaesquistos y cuarcitas forma un meandro con una geometría y un paisaje excepcional. El Sil atraviesa un sustrato rocoso de dureza variable y lenta pero inexorablemente ha modelado el cauce hasta formar una curva de 180º.

En el meandro, el Sil se encuentra con cuarcitas, lo bastante duras para que tenga que rodearlas trazando una curva. En la orilla externa de la curva, la fuerza del agua produce una gran erosión y en la orilla interna de la curva, al tener el agua poca velocidad, se produce una gran sedimentación. Con el transcurrir del tiempo (millones de años), el río desgastará las rocas duras y la corriente continuará por un cauce más rectilíneo abandonando el meandro. Lo que actualmente es un hermoso meandro se transformará en una especie de estanque semilunar que luego se llenará con nuevos sedimentos.

 

La vegetación mediterránea se mezcla con la atlántica, se observan encinas, alcornoques, madroños, castaños, robles, laureles, fresnos, arces, serbales, jaras, … y numerosos tipos de plantas.

EL ECOSISTEMA DE BARXA (MONFORTE DE LEMOS)
UN LUGAR ÚNICO EN EL CAÑÓN DEL SIL

No puedo evitar hacer una reflexión sobre el nombre de Barxa. Resulta que los "listillos" del nuevo gallego, dicen que Barxa en gallego no existe, se creen que han inventado el mundo, ignoran los diferentes topónimos que se llaman Barxa en Galicia y los cientos de referencias que se hacen a Barxa y Barja en los numerosos archivos existentes. Reduzco a mi pensamiento calificativos más reales que merecen.

Es decir, para la palabra Barxa se dan los siguientes significados:

  • Vega, campo cultivado junto a un río.

  • Barcaza.

En todo el Cañón del Sil no hay otro lugar que cumpla dichas condiciones. Es pues una zona singular geográficamente y además históricamente ha sido un Coto separado de las feligresías que lo rodean. Un coto es una parte de un territorio en la que el rey delegaba el ejercicio de la justicia en primera instancia en manos de otra persona o institución. En este caso, la delegación de funciones se hizo en la familia de los Losada. En el Catastro de Ensenada recibe el nombre de Coto de Frojende y en el Madoz el de Coto de Barja.

En 1752, según el Catastro de Ensenada, es un coto señorío, por enajenación real, del cura párroco con derecho a ejercer justicia en 1ª instancia en lo civil mientras que en lo criminal la ejercía la Casa condal de Lemos.

En una sección anterior se demuestra que en dicho Coto existían dos barcas para cruzar el río, siendo una de ellas para el transporte de personas y ganado, es decir una "barcaza" que fue utilizada por el general francés Soult y su ejército para cruzar el río Sil.

La zona es descrita por un experimentado senderista (masrutas y menosrutinas) de la siguiente manera:

En esta zona de fusión de vegetación mediterránea con atlántica, pequeños arroyos forman entornos húmedos, verdes y frondosos. El sendero nos guía hasta la aldea de Barxa, la belleza del lugar es indiscutible, rodeada de arboleda, sobre el río Sil. El siguiente tramo tiene gran encanto. Lo recorremos pegados al Sil, y en medio de una enorme variedad de especies vegetales que forman un auténtico jardín botánico. Los sonidos de la fauna son innumerables, los pajarillos entonan alegres melodías.